¿Por qué se nos reseca la piel en la época de invierno?

La piel es el órgano más grande que tenemos en nuestro cuerpo, cubriendo una superficie casi equivalente a 2 metros y puede pesar hasta 10 kilogramos. Sin embargo, suele pasar desapercibida en la temporada de invierno. Lo cierto es que también necesita cuidado y de protección.

En Baja California ya empezó la temporada de frío desde el mes de octubre. Las temperaturas han bajado y se presentan fuertes vientos, por lo que existe un mayor riesgo de presentar lesiones en la piel como consecuencia de la exposición a este clima.

Conocer los riesgos y aprender a cuidar tu piel, es la clave para mantenerla luminosa y saludable en estas épocas de frío. Primero, conozcamos los efectos que tiene el clima frio sobre la piel: 

  • Se irita con mayor facilidad. La piel es más propensa a sufrir algún rasguño o herida, ya que las primeras capas son más sensibles a la exposición del ambiente.
  • Se parten los labios con mayor frecuencia. El frío, el calor, la contaminación, beber poca agua, no usar protector labial o incluso cuando muerdes o “chupas” demasiado los labios, pueden ser las causas de que se partan los labios. 
  • Las celulas muertas son más visibles en el rostro. Las células muertas que no se caen obstruyen los poros, dificultando que cremas y sérums puedan hacer efecto, dejando la piel seca e irritada. 
  • Resequedad extrema en las manos y piernas. El descenso de la humedad exterior, junto con el frío y el viento, favorecen a la descamación por la resequedad, además del cambio de temperaturas del exterior y la calefacción adentro de hogares y oficinas. 
Por que se nos reseca la piel en la época de invierno y como solucionarlo con los productos de la línea derma.

¿Cómo evitar las lesiones de la piel?

Para evitar las lesiones en nuestra piel durante esta temporada es importante tener los siguientes tips: 

  • Hidrata según tu tipo de piel. Cambiar la crema de día por una fórmula más nutritiva para tu tipo de piel es la manera más efectiva para proteger el cutis facial. Conviene aplicar cremas en pieles normales, geles en pieles grasas y vaselina en pieles secas. Independientemente de la marca, siempre y cuando se sienta una textura rica y que incluya activos hidratantes y reparadores. 
  • Usa bloqueador. Aunque estemos en temporada de días nublados es importante usar un protector solar a diario para evitar efectos negativos, como son la aparición de manchas o el envejecimiento prematuro de la piel. 
  • Protege los labios. A veces los labios son los más  olvidados y debemos protegerlos como el resto de la piel, ya que son de las partes que más se resienten con el frío. Si no quieres que se te “despellejen”, es indispensable que uses un bálsamo labial de forma frecuente que incluya protección solar..
  • Humecta tus manos. Suelen resecarse mucho debido a la falta de glándulas sebáceas y al contacto permanente con el agua y el jabón. Lo ideal es usar una crema con efecto barrera, que las protege de las agresiones externas y reduce la aparición de grietas en la piel.
  • Hidrata todo el cuerpo después de la ducha. Esta acción refuerza la capa protectora de la piel y frena la salida de agua, teniendo así la mejor humectación y protección. Debes evitar las duchas demasiado largas o con agua muy caliente. 
  • Humecta tus pies. Aprovechar el momento de poner la crema para masajear bien la planta de los pies y los dedos, usando humectantes en crema o en aceite. 
  • Protégete del frío. Es importante que intentemos usar ropa confeccionada con tejidos naturales como el algodón, y así evitar el contacto directo de la piel con tejidos sintéticos. 
  • Hidrátate. Es fundamental aplicar cremas hidratantes de uso habitual por todo el cuerpo. Las zonas de pliegues como las ingles o los espacios entre los dedos deben secarse bien para prevenir las infecciones por hongos.  
  • Come sanamente. Nutrir tu piel por dentro es nuestro mejor aliado y para ello debemos llevar una vida sana. Es recomendable una dieta variada rica en verduras y baja en grasas, realizar ejercicio físico habitual, evitar el cigarro y un consumo excesivo de alcohol. 

La piel es uno de nuestros órganos más importantes, ya que nos protege del entorno y nos proporciona nuestra apariencia y el sentido del tacto. Es necesario tener una rutina para el cuidado de tu piel. En Farmacias Roma puedes encontrar la nueva línea Derma, para el cuidado de la piel. 

Recuerda que si tienes la piel seca, descamación, picazón, erupciones, o padecimientos persistentes, lo mejor es consultar a tu dermatólogo, no sólo en invierno, sino en cualquier época del año. 

Escríbenos si te gustó en los comentarios y recuerda… Somos más que una farmacia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*