¿Cómo saber si tengo una mala circulación sanguínea?

Identificar la causa de la mala circulación sanguínea y la frecuencia con la que se manifiesta es una alerta roja para ponernos en manos de un médico especialista para que nos indique el tratamiento adecuado.

¿Alguna vez has sentido hormigueo, quemazón, adormecimiento de piernas o hinchazón en los pies?  Si la respuesta es sí, es probable que sufras síntomas de mal flujo de sangre. Este padecimiento es bastante frecuente, pero ¿qué ocasiona este problema?

En este blog, conocerás algunos de los síntomas y causas de este padecimiento.

¿Qué es la mala circulación?

En un día normal, el corazón de una persona adulta bombea aproximadamente 5 litros de sangre a todo el cuerpo cada minuto. Sin embargo, cuando tenemos problemas de circulación, la sangre se acumula en una parte específica del cuerpo, lo que impide que el oxígeno llegue principalmente a las extremidades, como piernas, manos y dedos.

La buena circulación es esencial para tener un buen  estado de salud. De ser mala disminuye la calidad de vida, siendo muy molesta y dolorosa. 

La mala circulación es una sensación común que afecta a millones de personas cada año. Es importante recordar que la mala circulación no es una enfermedad, pero identificar las causas y los síntomas presentes, así como la frecuencia con la que se manifiestan, es clave para tener un mejor estilo de vida. De esta forma es posible que un cardiólogo o médico general indique el tratamiento adecuado para mejorar este padecimiento.

Los síntomas pueden ser: 

  • Piel fría, seca o escamosa.
  • Comezón en las piernas.
  • Presencia de pequeños vasos, varices o manchas rojas.
  • Tobillos y pies hinchados.
  • Coloración pálida o azulada en las zonas de mala circulación.
  • Calambres.
  • Sensación de hormigueo, pinchazos o adormecimiento.
  • Ausencia de vellos en las piernas.
  • Grietas en los talones.

De acuerdo con los expertos, las señales normalmente empeoran al final del día, principalmente cuando la persona permanece mucho tiempo de pie, pero también puede suceder con mayor intensidad durante el ciclo menstrual, en períodos de mucho calor o cuando se utilizan tacones o sandalias planas.   

sintomas.de.mala.circulacion

¿Por qué tengo mala circulación?

Existen diferentes causas para los problemas del flujo sanguíneo. Conoce algunas:

Embarazo

Durante la gestación, el organismo de la mujer produce más líquido para mantener la irrigación de la placenta, lo que dificulta el trabajo de las venas. Además, en este período hay producción de la hormona relaxina, que provoca la dilatación de las venas, dificultando el retorno de la sangre al corazón.

Edad

La circulación es una de las funciones del cuerpo más afectadas en las personas mayores. La fatiga y el agotamiento durante la tercera edad perjudican directamente a los músculos por la circulación lenta.

Sobrepeso

El exceso de peso y el sedentarismo también tienen mucho que ver. La circulación sanguínea trabaja más de lo normal en comparación con una persona que realiza actividad física, ya que el retorno venoso se vuelve más difícil, lo que ocasiona problemas en las piernas, haciendo que se inflamen y se cansen.

El hecho de permanecer sentado durante la jornada laboral y las altas temperaturas pueden hacer que elijamos el sillón en lugar de salir a la calle a caminar. Por eso, con el objetivo de que te mantengas activo, también en casa puedes empezar a cambiar tus hábitos para una mejor circulación; tomar más agua, alimentarse sanamente y realizar ejercicio. Al ejecutar hábitos, gozarás de buen flujo de sangre, más energía, bienestar emocional y tendrás defensas contra otras enfermedades.  Evitando la circulación lenta tendrás una vida más plena, larga y mejorarás tu calidad de vida.  Para disfrutarlo con tus seres queridos.

Escríbenos si te gustó el blog  y recuerda… Somos más que una farmacia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*